Derechos y obligaciones fiscales de las asociaciones religiosas.

avatar
 

Como antecedente de las Asociaciones Religiosas (AR) encontramos que se les reconoce personalidad jurídica y se les hace sujetos de derechos y obligaciones a partir de julio de 1992, promulgándose la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público las cuales fueron reformadas el 19 de agosto de 2010 y el 25 de mayo de 2011; además de que para que una Asociación Religiosa sea reconocida y pueda tener personalidad jurídica, debe registrarse ante la Secretaria de Gobernación.

La Ley de las Asociaciones Religiosas y Culto Público, en su artículo primero señala que:

“Las convicciones religiosas no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país. Nadie podrá alegar motivos religiosos para evadir las responsabilidades y obligaciones prescritas por las leyes.”

De acuerdo a lo establecido en la citada ley, se deduce que también deben cumplir no solamente con lo establecido en la Ley que regula su funcionamiento para el culto público, sino que además; hablando en materia fiscal deben sujetarse a lo establecido en el Código Fiscal de la Federación (CFF), Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (Ley Anti lavado). Cumpliendo con las obligaciones que procedan de acuerdo a lo que dispongan cada una de las leyes antes citadas.

Las Asociaciones Religiosas son iglesias o agrupaciones que se le han otorgado personalidad jurídica, las cuales tienen por objeto la observancia, práctica propagación o instrucción de una doctrina religiosa o de un cuerpo de creencias religiosas sin perseguir fines de lucro o preponderantemente económicos.

La actividad que realizan las asociaciones religiosas son de piedad, devoción, fe, fervor, evangelización y los ingresos que generalmente obtiene son por limosnas, ofrendas, diezmos, primicias, donativos; aunque también puede obtener otro ingresos como son la venta de libros, imágenes entre otros.

Derivado de lo anterior la Ley del Impuesto Sobre la Renta, consideró que las Asociaciones Religiosas no son empresas; no son fuente de negocios; no tienen como finalidad el lucro; ni la ganancia; ni la utilidad. Por ello las asociaciones religiosas están comprendidas en el Ttítulo III artículo 79 fracción XVI de la Ley del Impuesto Sobre la Renta denominado: Régimen de las Personas Morales con fines no lucrativos.

La Ley del Impuesto sobre la Renta, en su artículo 79 menciona que:

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir uno de nuestros paquetes. Si aún no es usuario de Legal Cloud MRCI, regístrese sin costo y obtenga 15 días de acceso ilimitado.


FISCAL


Comentarios

Deja un comentario

Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.