Dividendos, rendimiento de un accionista.

avatar
 

Las personas que hacen inversiones en las acciones de una Sociedad Mercantil, llamémosle para estos efectos empresa, se les considera accionistas o propietarios de acciones. Es importante esta precisión ya que comúnmente en la práctica, sobre todo en la empresa mediana y pequeña, los accionistas se consideran dueños de la empresa, de sus activos. Percepción hasta cierto punto equivocada.

Al realizar la inversión o aportación al capital social, se deben emitir acciones que acreditan la propiedad de la participación en dicho capital por parte del inversionista.

Lógicamente, la empresa al estar realizando su actividad, DEBE producir utilidades; afirmación un poco aventurada pero deberá de ser así. Una empresa, al constituirse, debería seguir tres objetivos primordiales, no únicos pero si primordiales. A saber:

  • Satisfacer una necesidad de mercado,
  • Crear fuentes de trabajo, y
  • Obviamente, crear riqueza.


Hablando del tercer punto, la creación de riqueza, ésta se refleja en las utilidades que la empresa va produciendo al estar realizando sus actividades mercantiles bajo la modalidad de una sociedad mercantil. Estas utilidades deben ser determinadas por ejercicios sociales de acuerdo a la normatividad contable y legal existentes; como lo son, las Normas de Información Financiera, el Código de Comercio, la Ley General de Sociedades Mercantiles, entre otras.

Ante esto, las utilidades que se vayan generando, pertenecen a los accionistas. Son a final de cuentas los rendimientos que están produciendo sus inversiones en el Capital Social de la empresa.

Como es sabido, a partir del año 2014, el gobierno federal recetó una reforma fiscal muy cuestionada en muchos aspectos, siendo uno de ellos el régimen fiscal de los dividendos. En el paquete de iniciativa se propuso modificaciones a este régimen y ya en el Congreso Federal se ajustó corrigiendo fallas técnicas de la original. Una de ellas, siendo la principal, fue el de cambiar de ubicación dentro de la ley la manera de gravar con un nuevo impuesto a este tipo de ingresos para los accionistas, se reubica la disposición pasándola del artículo 10 al artículo 140.

La reforma se propuso incluir un nuevo gravamen a la distribución de dividendos, consistente en retener a estos un 10% de Impuesto Sobre la Renta por parte de la empresa (persona moral) que los distribuya a sus accionistas Personas Físicas. Esta retención se efectuará solamente a los dividendos que correspondan a utilidades generadas a partir del ejercicio 2014, por lo que el año de 2015 es el primer año en el que, presuntamente, se presente esta situación o este nuevo gravamen, ya que en el 2015 se distribuyen o se pueden distribuir las utilidades (en su caso) correspondientes al ejercicio social de 2014. Enfatizo que solamente se hará la retención del nuevo ISR, el 10%, correspondiente a dividendos que correspondan a utilidad generadas a partir del año 2014. Con una serie de disposiciones que se incluyen en la Resolución Miscelánea Fiscal para 2016, se aclaran situaciones no previstas en la misma Reforma Fiscal.

Así las cosas, el problema es más serio de lo que aparenta ser, ya que no se trata solo de una retención más, la propia Ley del ISR establece que esta retención tendrá el carácter de definitivo y aparentemente el accionista no podrá acreditarlo al momento de acumular este ingreso en su declaración anual. Impacto desastroso para el accionista, y que además puede traer diversas consecuencias para la misma inversión y recaudación en este renglón. Importante considerar que la gran mayoría de empresas, personas morales, en nuestro país, son medianas o pequeñas, situación que de manera evidente refleja una pequeña capacidad  administrativa; sin embargo, es sumamente indispensable considerar que no por ser empresa mediana o pequeña no tienen accionistas, o sus inversores no tienen el carácter de accionista (sociedades anónimas), por lo que es necesario tener presente que sus inversiones, representadas por acciones, “deben” redituar dividendos, por lo que están sujetos a recibir este tipo de ingresos de parte de sus empresas. Esto lógicamente les provocará recibir ingresos legalmente y evitar problemas posibles de discrepancia o de acciones diversas por parte de las autoridades fiscales siempre en contra de ellos mismos por una situación patrimonial no soportada.

Ahora bien, analizando esta situación sobre el no acreditamiento de una retención, resulta por demás injusto que se retenga un impuesto, se acumule el ingreso y además no se permita su recuperación vía acreditamiento contra el propio ISR del accionista. Esto se observa de manera tal que este nuevo gravamen es ruinoso a todas luces ya que, además de inconstitucional por diversas causas, simplemente no contempla la verdadera capacidad contributiva del sujeto pasivo del gravamen; es decir, del accionista que recibe el dividendo. Buena medida para promover la inversión, no lo creen? Completamente absurdo este tipo de disposiciones y acciones por parte de las autoridades, llámense autoridades ejecutivas y legislativas por ser estas últimas quienes aprueban las leyes “discutidas y analizadas” en sus respetables recintos, que provocan situaciones nada benéficas para el propio país. Hasta donde se ha analizado por el congreso que al establecer más gravámenes y de la manera perjudicial y ruinosa en la que quedó plasmada en la ley al considerar esta retención como definitiva y el ingreso acumulable (si como no, algo más?), provocan más evasión fiscal? Realmente lo habrán considerado? Lo dudo y mucho.

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir uno de nuestros paquetes. Si aún no es usuario de Legal Cloud MRCI, regístrese sin costo y obtenga 15 días de acceso ilimitado.


FISCAL


SubCategorias

| Dividendos


Comentarios

Deja un comentario

Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.