Realidad jurídica del "Mobbing"

avatar
 

Estando reciente el día mundial de la seguridad y salud en el trabajo (28 de abril), la OIT tomando en consideración las estadísticas vigentes, hace referencia que, en los tiempos actuales, los trabajadores se encuentran expuestos a diversos factores dentro de su trabajo, desde una llamada de atención, hasta el hostigamiento o acoso laboral (mobbing) entendido este como una forma de tortura:

 La OIT equipara el acoso laboral o mobbing a una forma de tortura que contamina el derecho de las personas a trabajar y pervierte las ventajas terapéuticas de la acción laboral, constituyendo un factor de enfermedad que genera fobia al trabajo, ausentismo laboral, estrés, suicidios y grandes pérdidas económicas y de competitividad.

El fenómeno del acoso laboral o mobbing y los resultados de estudios médicos recientes han concluido que es de vital importancia, al evidenciarse como la causa de enfermedad que produce patologías reactivas de depresión, o estado de ansiedad, zozobra e incluso de desórdenes de estrés, alimenticios, obesidad, depresión, que conllevan al ausentismo laboral, abandonos del puesto de trabajo, renuncias, y una rotación indiscriminada de personal y en algunos casos hasta el suicidio.

Un síntoma inequívoco de que las cosas no están bien al interior de una empresa, se da cuando existe rotación constante de personal y debe evaluarse  el porqué de esta  rotación,  pues similar al organismo humano, cuando existen estos síntomas, no hay lugar a dudas, algo está sucediendo al interior de la empresa que la está enfermando y que representa el riesgo de desencadenar un desorden general  al interior de la institución, por ello se debe evaluar de manera personalizada,  si es el personal (seleccionado mediante filtros) el que ocasiona este problema de rotación, o, son las condiciones al interior del área de trabajo, la que podría considerarse un cáncer dentro de la propia institución y lo que se requiere es extirpar éste para no seguir ocasionando esta indeseable rotación, y sanear el mal, que sin lugar a dudas a la larga solo generará  problemas  de índole económico a la empresa.

Dentro de las principales razones por las que un colaborador decide renunciar a su trabajo comúnmente son:

1. Un mal clima laboral: tener un ambiente pesado en la oficina puede fatigar a cualquiera, un desgaste físico e intelectualmente. Si dentro del centro de trabajo no hay un ambiente agradable es muy probable que se pierda el interés aun cuando se tenga el carácter de pertenencia hacia la empresa.

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir uno de nuestros paquetes. Si aún no es usuario de Legal Cloud MRCI, regístrese sin costo y obtenga 15 días de acceso ilimitado.


LABORAL




Comentarios

Deja un comentario

Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.