La depuración del procedimiento en la audiencia preliminar en el juicio oral civil y mercantil (Primera Parte).

avatar
 

El sistema jurídico mexicano, con el objetivo de brindar una impartición de justicia más pronta, eficiente y transparente, así como con el interés de solidificar la confianza de los gobernados en las instituciones judiciales, ha iniciado una tendencia hacia la oralidad en los juicios civiles y mercantiles, la cual busca incluir directamente a los justiciables en el desarrollo de los juicios para que ellos tengan la certeza de cómo se resuelve aquél problema que les atañe.

Cabe decir que dicha oralidad imparte una justicia muy diferente a la que tradicionalmente se venía impartiendo, ya que los tiempos, forma y método para resolver un juicio han variado.

Esto es así, ya que en el juicio oral la fijación de la Litis solo se hace por escrito, y lo concerniente a la conciliación y/o mediación de las partes, la fijación sobre hechos no controvertidos y acuerdos probatorios, la admisión, calificación y desahogo de pruebas, expresión de alegatos y el dictado de la sentencia se hace de manera oral, además de que dichas actuaciones quedan video-grabadas, lo que brinda una mayor fidelidad y seguridad de todo lo actuado, toda vez que permite garantizar la integridad de la información, la conservación y reproducción de su contenido y el acceso a los mismos a quienes, de acuerdo a la ley tuvieren derecho a ella, lo cual viene a ser una novedad; contrario a lo que sucede en el sistema tradicional en el que todo es expresado y registrado por escrito. Cabe decir que dichas grabaciones de las audiencias quedan a disposición de las partes, previa solicitud oral que estas realicen a la culminación de dicha audiencia o, en su caso, mediante petición por escrito después de haberse dictado sentencia.

Una vez concluida la etapa postulatoria y una vez que el juzgador ya ha señalado fecha para la audiencia preliminar, la cual deberá fijarse dentro de los diez días siguientes a la fijación de la litis, esta se llevará a cabo con o sin asistencia de las partes y a quien no acuda sin justa causa calificada por el juez, se le impondrá una multa. Asimismo, de conformidad con lo preceptuado en el artículo 978 del Código de Procedimientos Civiles para la Ciudad de México y Art. 1390 Bis 9 - CC del Código de Comercio, se debe tener presente que las subsecuentes promociones de las partes deberán formularse oralmente durante las audiencias y hasta que se dicte sentencia, toda vez que no se acordarán de conformidad las promociones que se presenten por escrito, con excepción de las que se indican en los diversos 982 del Código de Procedimientos Civiles para la Ciudad de México, Art. 1390 Bis 6 - CC y Art. 1390 Bis 13 - CC del Código de Comercio.

Por otra parte, es menester precisar que una vez ofrecidas las pruebas por los justiciables en el escrito inicial de demanda, en la contestación, reconvención, contestación a la reconvención y desahogo de vistas de estas, el juzgador las tendrá por ofrecidas, sin embargo, resolverá sobre su admisibilidad o inadmisibilidad en el momento procesal oportuno y que es en la audiencia preliminar, específicamente en la fase de calificación y admisión de pruebas, manifestando en su caso las consideraciones de porque no admite alguna prueba en específico.

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir uno de nuestros paquetes. Si aún no es usuario de Legal Cloud MRCI, regístrese sin costo y obtenga 15 días de acceso ilimitado.


MERCANTIL


Comentarios

Deja un comentario

Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.