Interés superior del menor, para su adecuada protección en el trámite de la adopción.

avatar
 

El 4 de marzo de 2016, se publicó en el semanario judicial la tesis aislada: III.2o.C.53.C (10a.) en materia constitucional,  “Casos en  que el interés superior del niño. Para su adecuada protección en el trámite de adopción, en caso de conflicto de sus intereses primarios y secundarios, por regla general, deben prevalecer los primeros”

La tarea de vigilar que se cumpla el interés superior de un menor, corresponde a todos los poderes, en sus diferentes órganos de gobierno, para lo cual, se pretende que empleen cualquier medio a fin de garantizar el bienestar de los menores, en el caso de esta tesis  se concreta, al momento del trámite de la adopción. En los intereses superiores del menor, surgen derechos que pueden clasificarse en primarios y secundarios, los primeros mencionados son inherentes a los niños ya que todos sin excepción deben gozarlos entre estos  derechos se encuentran el derecho a la familia, educación, salud, alimentación,  necesarios para su pleno desarrollo. Respecto a la tesis se entienden los derechos secundarios como los que el legislador reconoce en las normas, para que los menores que no cuentan con los primarios puedan gozar de ellos.

Ahora bien según la interpretación que hace el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito sobre esta tesis, los jueces que en su jurisdicción quede el  trámite de adopción, en caso de haber un conflicto entre estos dos derechos ponderarán  los que favorezca al niño, en el entendido que pueden haber varios supuestos en los que el derecho primario y secundario del menor  pueden estar en colisión, por lo que  después del estudio de un juez competente y por regla general, deben vencer los derechos primarios, frente a los secundarios que en su mayoría son de índole procesal, optando por los que produzcan mayor beneficio  al infante en su desarrollo;

  • Cognitivo
  • Psicológico
  • Emocional 
  • De su personalidad
  • y social

En concreto corresponde al juez y al Consejo de Familia, en el trámite de adopción reflexionar de manera que el interés superior del infante sea primordial, y sus derechos primarios venzan a los secundarios siempre que estos garanticen que crezca en el seno de una familia, en un ambiente de amor y felicidad.

A continuación transcribimos la tesis de referencia

INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO. PARA SU ADECUADA PROTECCIÓN EN EL TRÁMITE DE LA ADOPCIÓN, EN CASO DE COLISIÓN ENTRE DERECHOS PRIMARIOS Y SECUNDARIOS, POR REGLA GENERAL, DEBEN PREVALECER LOS PRIMEROS.

El interés superior del menor, es una institución jurídica compleja, que pretende que todos los poderes, así como los órdenes de gobierno, emprendan cualquier acción que esté a su alcance para asegurar el bienestar de los menores. Sin embargo, dentro de los intereses superiores del menor, surgen distintos derechos que pueden clasificarse en primarios y secundarios. Los primarios o básicos deben observarse en todo niño, sea adoptado o no, pues son necesarios para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad; por ejemplo: crecer en el seno de una familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión; el derecho a la educación, a jugar, a descansar, a alimentarse y a la salud, por mencionar algunos. En tanto los derechos secundarios, son aquellos que el legislador reconoce en las normas, para que los niños que aún no cuentan con los primarios (o sólo parcialmente), puedan acceder a éstos. Uno de ellos, en sentido amplio (lato sensu), es la adopción y, en sentido estricto (stricto sensu), es el derecho al debido proceso en la adopción. Ahora bien, el Juez a cuya potestad se someta el trámite de adopción, debe realizar un ejercicio de ponderación, en caso de que exista una colisión entre dos derechos que pretenden tutelar el interés superior del menor; uno primario, verbigracia, el derecho a permanecer con una familia adoptiva que, presumiblemente, satisface sus necesidades básicas de afecto y atención, y uno secundario, por ejemplo, el derecho a que quien otorgó el consentimiento para que se le adoptara fuera debidamente asesorado por el Consejo de Familia. En este tipo de conflictos, Robert Alexy ("La Construcción de los Derechos Fundamentales", primera edición, Ad-Hoc, Buenos Aires, 2012, páginas 30 y 31), plantea que, a fin de decidir qué derecho debe prevalecer sobre otro, es factible aplicar la "ley de la ponderación". La mencionada regla, en esencia, postula: "cuanto mayor sea el grado de no satisfacción o restricción de un principio, tanto mayor tiene que ser la importancia de la satisfacción de otro". De acuerdo con tal postulado, la ponderación, puede dividirse en tres "pasos" o "escalones". En el primer escalón, se trata del grado de no satisfacción o restricción de uno de los principios. A éste sigue, en el segundo escalón, la determinación de la importancia de la satisfacción del principio contrario. Por último, en el tercer nivel, se determina si la importancia de la satisfacción del principio contrario justifica la no satisfacción o restricción del otro principio. Con base en lo anterior, por regla general, deben prevalecer los derechos primarios, frente a los secundarios que, en su mayoría, son de carácter procesal, porque, el interés superior del menor, como institución que rige el actuar de los poderes públicos, obliga a que los juzgadores, en todo momento, adopten las decisiones que produzcan mayor beneficio para el desarrollo presente y futuro del infante; y, entre los derechos primarios e insoslayables que para su bienestar tiene todo niño, no sólo los adoptados, están el derecho al desarrollo cognitivo, psicológico y emocional, lo que se encuentra por encima de aquellos meramente adjetivos que, precisamente, fueron establecidos por el legislador para que el menor alcanzara el bienestar que ya obtiene con la familia adoptiva. Máxime cuando un derecho procesal secundario pone en riesgo uno primario, pues sería un contrasentido que se le diera preponderancia frente al bien jurídico tutelado que justifica su existencia.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO.


CONSTITUCIONAL


Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.