El Outsourcing no es sujeto del IVA

avatar
 

La prestación de servicios es una de las actividades gravadas para efectos de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, al respecto la misma ley en su artículo 14 señala: que se considera prestación de servicios independientes, la prestación de obligaciones de hacer que realice una persona a favor de otra, cualquiera que sea el acto que le dé origen y el nombre o clasificación que a dicho acto le den otras leyes.

Ahora bien, las  actividades  que  derivan  de  un  contrato  de  prestación  de servicios  celebrado  entre  dos  personas  morales,  por  el  cual  una  proporciona  la totalidad  de  los  empleados  que  la  otra  necesita  para  su  funcionamientoconstituyen servicios  independientes  y,  por  tanto,  resultan  gravadas  por  el  impuesto  al  valor agregado,  sin embargo de  conformidad  con  el  artículo  14,  fracción  I,  de  la  ley  de  esa  contribución, debe  analizarse  la  posible actualización  de  la  hipótesis  contenida  en  el  penúltimo párrafo  de  dicho  precepto,  que  dispone: 

"...no  se  considera  prestación  de  servicios independientes  la  que  se  realiza  de  manera  subordinada  mediante  el  pago  de  una remuneración...".

 

En este contexto, al prever ese contrato una subcontratación laboral, debe  tenerse  presente  que  la  Segunda  Sala  de  la  Suprema  Corte  de  Justicia  de  la Nación,  en  el  amparo  en  revisión  244/2015,  al  analizar  el  artículo  15-A  de  la  Ley Federal   del   Trabajo,  estableció   que   en   el régimen   de   la   subcontratación,   las condiciones   son:   

a) No   puede   abarcar   la   totalidad   de   las   actividades,   iguales   o similares  que  se  desarrollen  en  el  centro  de  trabajo;  
b) Debe  justificarse  por  el carácter  especializado  de  la  actividad  a  realizar;  y,  
c) No  puede  comprender  tareas iguales o semejantes a las que realizan los trabajadores de la empresa contratante

Por lo tanto el trabajador  se  ubica  bajo  una  doble  subordinación:  a  la  empresa  que  constituye  el lugar  donde  lleva  a  cabo  las  tareas  encomendadas,  a  cuyas  reglas  de  organización  se sujeta,  y  a  la  que  lo  emplea  directamente,  con  la  cual,  establece  su  dependencia contractual,  lo  que  significa  que  el  trabajo  que  desempeña  es  subordinado,  mediante el  pago  de  una  remuneración  o  salario  que  se  cubre  por  conducto  de  un  tercero.  

En estas  condiciones,  las  erogaciones  que  se  realizan  con  motivo  del  citado  contrato  de prestación   de   servicios,   si   bien   tienen   la   apariencia   de   una   contraprestación contractual,   en   realidad   corresponden   a   una   labor   subordinada.     

Por   tanto:

La subcontratación laboral derivada de ese acuerdo de voluntades no está gravada por el Impuesto al Valor Agregado.

 

Así lo estableció el quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, en la tesis aislada Tesis: III.5o.A.15 A (10a.) , publicada en el semanario judicial de la federación el pasado 29 de abril y cuyo contenido completo ponemos a su disposición y para su descarga, en los anexos de la presente nota.


FISCAL


SubCategorias

| OUTSOURCING


Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.