DILMA ROUSSEFF, a juicio político por violaciones a leyes fiscales.


El Congreso brasileño, decidió iniciar la apertura formal del impeachment ó proceso de destitución en contra de Dilma Rousseff, es decir, juicio político, que se llevará a cabo en el Senado de Brasil y que durará 180 días, en los que se discutirá si Rousseff cometió o no, un crimen de responsabilidad al violar normas fiscales, maquillando el déficit presupuestal, a través de estrategias conocidas como “contabilidad creativa”, esto con la finalidad de equilibrar los balances presupuestarios de un año para otro, pidiendo dinero a bancos públicos, sin autorización del Congreso.

A finales del año 2015, fue presentada en el Congreso Nacional de Brasil, denuncia en contra de Dilma Rousseff, lo que motivó a que en el mes de abril, una comisión especial de la Cámara de Diputados brasileña considerará que existían elementos en contra de la hoy expresidenta, la principal acusación: ALTERÓ CUENTAS PÚBLICAS.

Las leyes fiscales de Brasil consideran a la “contabilidad creativa” como delito en determinadas circunstancias, para el caso en concreto sucede cuando el Gobierno asume créditos de los bancos estatales, sin autorización del Congreso, por lo que esta infracción a la legislación, es penalizada con un proceso de “impeachment” (destitución), situación en la que presumiblemente incurrió Dilma Rousseff.

¿Pero, que es o en que consiste la contabilidad creativa?

No existe una definición unificada, sin embargo los investigadores, economistas y estudiosos de la contabilidad han acuñado algunas, tal es el caso de Luis Angel Rojo que la considera como: “…un sistema de contabilidad moldeado por y para las necesidades de imagen de la empresa y que es causada por el pensamiento especulativo a corto plazo…”; Laínez y Callao, la definen como: “…la que aprovecha las posibilidades que ofrecen las normas (opcionalidad, subjetividad, vacíos de regulación) para presentar estados contables que reflejen la imagen deseada y no necesariamente la que en realidad es…”; Amat (1999) expresa que: “…consiste en manipular la información contable para aprovecharse de los vacíos de la normativa existente, y de las posibles elecciones entre diferentes prácticas de valoración que ésta ofrece…”

 

Para el caso de Brasil, esto operó a través de “Ruedas Fiscales”, que consisten en retrasos al traspaso de fondos a bancos públicos, quienes “pagan” a los beneficiarios de diversos programas sociales con sus recursos, en tanto la Administración Pública contabiliza estos pagos, de tal manera que se aparenta una economía sana y optimista.

Más allá de lo eminentemente político de la situación, existe la discusión respecto a que, si el retraso en la transferencia de fondos pudiese o no considerarse préstamo bancario y, en consecuencia, si existe delito de responsabilidad fiscal a perseguir.

Sin duda, la separación temporal del cargo de Dilma Rousseff, para llevarla a juicio político por "maquillar" cifras oficiales sobre la situación de la economía de Brasil, sienta un precedente en Latinoamérica para juzgar a los Presidentes en turno.


CULTURA JURÍDICA


Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.