Suspensión de actividades, no releva a las Personas Morales de cumplir obligaciones tributarias

avatar
 

El viernes 19 de agosto de 2016, se publicó en el Semanario Judicial de la Federación, una tesis aislada de los Tribunales Colegiados de Circuito donde interpretan de forma sistemática los artículos 27, primer párrafo, del Código Fiscal de la Federación, 29, fracción V, y 30, fracción IV, inciso a), de su reglamento y 14, fracción III, párrafo sexto, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, relativos al aviso de suspensión de actividades para las personas morales.

En dicha interpretación  se advierte que aunque en los artículos mencionados en el párrafo anterior no se prevé en forma expresa la posibilidad de que las personas morales o jurídicas presenten el aviso de suspensión de actividades, sí lo pueden hacer, tan es así que la norma especial que regula sus efectos, es decir, la Ley del Impuesto sobre la Renta, lo establece expresamente.

No obstante aclaran, que la presentación del citado aviso no restringe las facultades de comprobación de la autoridad fiscal, contenidas en el artículo 42 del Código Fiscal de la Federación, incluso pueden verificar la permanencia o no de la suspensión, comprobando el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Que el estado del domicilio fiscal y del contribuyente en el domicilio, sea distinto a no localizado.
  • Se encuentren al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, acreditándolo con la opinión de cumplimiento en sentido positivo a que se refiere la regla 2.1.39.
  • Que la denominación o razón social y la clave en el RFC de la persona moral, no se encuentre en la publicación que hace el SAT en su portal, conforme a lo dispuesto por el artículo 69, penúltimo párrafo del CFF.
  • Que la persona moral no se encuentre en el listado de contribuyentes que realizan operaciones inexistentes que da a conocer el SAT en su portal, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 69-B del CFF.
  • Que el CSD de la persona moral no haya sido revocado en términos de la fracción X del artículo 17-H del CFF., pues únicamente le impide sancionar al contribuyente por el incumplimiento de las obligaciones de las cuales se encuentre temporalmente exceptuado.

 

En otras palabras, con el aviso de suspensión de actividades sólo se libera temporalmente al solicitante de la obligación de presentar declaraciones periódicas de pago, sin que esto signifique que durante dicho periodo quede relevado del cumplimiento de sus restantes obligaciones tributarias, o bien, que la autoridad esté imposibilitada para ejercer sus facultades de comprobación.

Por lo tanto si lo que se pretende es presentar el aviso de suspensión de actividades, para dejar de cumplir obligaciones formales y de fondo o incluso liberarse de la presentación de declaraciones y de responsabilidades que pudieran derivar de las facultades de comprobación de las autoridades fiscales, la suspensión de actividades no es la opción idónea.

Debido a que la autoridad puede incluso revisar la procedencia de la suspensión y en su caso revocar la suspensión de actividades, lo que traería como consecuencia una reactivación de las mismas.


FISCAL


Legal Cloud

Este contenido solo está disponible para usuarios con suscripción, lo invitamos a adquirir alguno de nuestros paquetes


Ver paquetes

Legal Cloud MRCI



  Estimado Usuario

Su sesión ha expirado, si desea continuar en esta página inicie sesión nuevamente, de lo contrario cierre la ventana de su navegador.